2/7/2014

El Walkman de Sony cumple 35 años


La historia se remonta a los años 70 cuando uno de los directivos de Sony, Masaru Ibuka, decidió crear un sistema para poder escuchar música de forma discreta mientras paseaba. Por increíble que parezca nadie había desarrollado nada.

Según cuenta el presidente de Sony, Akio Morita “La idea tomó forma cuando, un día, Ibuka entró a mi oficina con uno de nuestros grabadores estereofónicos portátiles de cinta y un par de nuestros auriculares de tamaño normal. Tenía aspecto desdichado y se quejaba por el peso de los aparatos. Le pregunté qué tenía en mente y entonces me explicó: “Me gusta escuchar música, pero no quiero molestar a los demás. No puedo estar sentado aquí todo el día al lado de mi equipo estereofónico. Mi solución es llevar la música conmigo, pero el equipo es demasiado pesado”.

La idea del walkman había germinado en los ingenieros de Sony y se dedicaron a eliminar lo prescindible -como el circuito de grabación o el altavoz- y miniaturizar el resto hasta el límite. Poco tiempo después, el 1 de julio de 1979, Sony ponía a la venta el primer walkman a un precio de 150 dólares. Este primer modelo, el TPS-L2 usaba cintas de cassete de audio y pilas AA para ofrecer la increible experiencia de 60 minutos de música portátil (30 por cada cara de la cinta).

Aunque al principio le costó despegar en ventas, con el tiempo se ha convertido en uno de sus grandes éxitos y casi un producto icónico de la marca cuyo nombre estará siempre asociado a los reproductores de música portátil. Los modelos de walkman de cinta magnética dejaron de fabricarse oficialmente en 2010.


Fuente:
http://blogs.20minutos.es/clipset/el-walkman-de-sony-cumple-35-anos

15/6/2014

Peinados de los 80

Esto que ahora hace sangrar los ojos y que acojona a un muerto, en aquella época era lo más de lo más ...










9/6/2014

Muere Rik Mayall, el icónico Rick de 'The Young Ones'

El actor y cómico inglés Rik Mayall ha fallecido este lunes a los 56 años por una causa no especificada a los medios de comunicación, según confirmó un portavoz de la compañía que le representaba, Brunkskill Management. Mayall saltó a la fama por su interpretación del anarquista amante de la poesía Rick en la popular serie de televisión The Young Ones (Los Jóvenes). 

La carrera del actor incluye también papeles en las comedias Blackadder (La víbora negra), Bottom, de finales de los años 90 y cuyo guión coescribió junto con su compañero y amigo Adrian Edmonson, y The New Statesman, a finales de la década de los 80. Precisamente, su carrera en los escenarios comenzó a dúo, con Edmonson, su colaborador de toda la vida tras haberse conocido en la Universidad de Manchester. 

En 1998, Mayall sufrió un accidente en un quad que le dejó en estado de coma durante varios días. El pasado año, el actor recordó el accidente que le mantuvo en coma y contó que los médicos le habían mantenido vivo gracias a una máquina de respiración asistida durante cinco días y que volvió a mostrar señales de vida poco antes de que los doctores decidieran desconectarle. 

Según él, esa experiencia tan cercana a la muerte le cambió la vida y para recordarlo solía intercambiar regalos con su esposa e hijos. "La principal diferencia entre ahora y antes de mi accidente es que ahora estoy muy contento de estar vivo", dijo. Mayall señaló además que "otras personas se vuelven variables en la cuarentena o en la cincuentena, los hombres tienen la menopausia masculina. Yo me he perdido todo eso. Simplemente estoy muy feliz", afirmó entonces. 

Tras conocerse la noticia de su muerte, el productor y guionista de televisión John Lloyd indicó a la cadena de televisión pública BBC que con Mayall había fallecido "un auténtico héroe de la comedia".

http://www.20minutos.es