9 jul. 2012

Motor: Citroën C15, para aprenderse las preposiciones

La Citroën C15 es una furgoneta pequeña producida por el fabricante francés Citroën en sus instalaciones de Vigo (España) y Mangualde (Portugal) entre los años 1984 y 2005. Fue uno de los vehículos furgoneta más vendidos por la compañía.

La gama C15 constaba de dos motorizaciones de gasolina de 1124 y 1360 cc de cilindrada , con potencias de 60 y 75 CV respectivamente , y un motor diésel (el mismo que montó el Peugeot 205) de 1769 cc de 60 CV, todos ellos atmosféricos, de dos válvulas por cilindro e inyección indirecta. Existían variantes furgoneta con o sin vidrios laterales y chasis-cabina - ésta última permitía incorporar una caja isoterma o una caja al estilo pickup. Según el año y la versión, tenía una longitud de carga de 1,64 y una capacidad máxima de carga de hasta 570 kg.

La C15 está basada en el turismo Citroën Visa, y recibió tres actualizaciones a lo largo de su vida comercial. Las modificaciones principales que sufrió la furgoneta en su vida comercial fueron la calandra delantera y el cambio de portón trasero a doble puerta.

Cuando se lanzó comercialmente, este modelo destacaba por ofrecer el mismo nivel de confort que un turismo, una filosofía que ha seguido toda la gama de vehículos industriales de la marca.

La C15 era anunciada en los años 80 como un vehículo en el que no había que hacer mantenimiento, fiable y cómodo. Se anunciaron distintos tipos, en diesel y gasolina, con portón y puertas y en varias motorizaciones. Se decía que era capaz de alcanzar los 140 km/h.

Y muchos niños de los 80 se aprendieron las preposiciones gracias a este anuncio:



Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Citro%C3%ABn_C15

3 comentarios :

  1. Si señor... ¡qué gran cacharro! En donde trabajo tuvimos una, ya de los noventa, diesel, con doble puerta trasera y cristales laterales. Desde luego que era de lujo. Demasiado porque la teníamos a la pobre, guarra, guarra...
    carlos

    ResponderEliminar
  2. yo tengo una hace dos años y la uso para trabajar todos los santos dias ,es un caballo de batalla

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de las que se aprendió las preposiciones por el anuncio jaja

    ResponderEliminar