28 abr. 2013

Gastronomía ochentera: Del Bimbollo al Bollicao

Y es que en nuestra infancia las meriendas experimentaron una evolución como los pokémon, a cada cual mejor.

Todo empezó cuando apareció el Bimbollo, que no era otra cosa que un bollo de Bimbo, que nuestras madre abría y nos metía dentro lo que fuera, chocolate, jamón, chorizo ... 

Mas tarde apareció el "Mi Merienda" Que era el clásico Bimbollo que venía con una chocolatina de Nestle y siempre traía alguna pegatina para coleccionar.

Era como un kit de montaje en el que insertabas la chocolatina dentro del panecillo a modo penetración, con mucho cuidado de no romperla, porque la verdad es que era un pelín finita para tanto cacho de pan.
 
Y paralelamente Panrico sacó el mítico Bollicao que ha sobrevivido a los tiempos. En el que el bollo ya venía montado y llevaba su chocolatito metido dentro al estillo churrito de nocilla.  

3 comentarios :

  1. Yo comía bimbollos, pero primero me zampaba el bollo y la chocolatina me la guardaba para el final.

    ResponderEliminar
  2. Míticos los bollicaos. No creo que exista persona nacida en los 80 que no se los zampara en los recreos del cole o a la hora de la merienda. Qué tiempos aquellos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también era de bollicaos !!!! Aun me como alguno para recordar viejos tiempos ;)

    ResponderEliminar