14 dic. 2010

Juguetes: La cerbatana Bic

En los 80 también nos fabricábamos nuestros propios juguetes, como es el caso de la cerbatana Bic.

Se trataba de un arma de ataque para agredir a los compañeros y consistía en utilizar el tubo de un bolígrafo "Bic" para lanzar los proyectiles.

Ventajas:

Ideal para joder al compañero que se sentaba en la otra punta de la clase.

Inconvenientes:

Al ser un arma que no dispone de silenciador, al profesor se le hinchaban las pelotas tras oir toda una serie de soplidos, y nos echaba de clase confiscando el armamento.

Tipos de munición:

Había de dos tipos. La bolita de papel, que era ideal para distancias cortas y como estaba chupada producía un efecto desagradable sobre el enemigo. Y luego estaba el grano de arroz, de mayor alcance e impacto, cosa que lo hacía bastante adecuado para infligir dolor cuando el enemigo no estaba demasiado lejos.

15 comentarios :

  1. De esto sí que me acuerdo. Boli que se acababa, boli que se convertía en cerbatana para siempre XD

    ResponderEliminar
  2. que bueno, como bien dices lo de la bolita mojada era genial, y como se pegaban en la pizarra.
    Para otro post no te olvides de la famosisima goma elastica a modo de tirachinas.

    ResponderEliminar
  3. El grano de arroz, el grano de arroz. Llegabas muy lejos. Y lo más era el grano de arroz forrado de bolita papel mojada. Eso sí que dolía. Y luego dirán que qué buenos son los indios suramericanos con la cerbatana... si aprendieron de nosotros, je, je.
    Salu2

    ResponderEliminar
  4. Es que el boli bic era multiusos, servía para muchas cosas jejeje

    ResponderEliminar
  5. ¡Aficcionados!

    Lo suyo era partir el canuto a la mitad, quedarte con la parte de la punta (y guardarte el otro por si te lo confiscaban), meterte el arroz en la boca, masticarlo y babearlo.
    El medio canuto y el arroz mordido se usaban como metralleta: la humillación y el pringue eran totales.

    ¿Para cuando la memorable jeringuilla + plastilina? ¿Y la botella de agua + globo?

    ResponderEliminar
  6. Jjejejeje mundialmente conocido, y usurpado por todas las generaciones posteriores,jejeje

    ResponderEliminar
  7. Yo puedo hablar del siguiente paso tras el bolígrafo y el arroz.

    Supongo que todo el mundo conoce lo que son unas gafas de bucear y el tubo respirador que acaba en un codo de goma que se muerde, y con él se respira.

    Pues bien, en mi colegio usábamos ese tubo, sin el codo de goma, y como proyectiles, garbanzos gordos. Eso sí que era un "show", estar en clase y girarte 180º para apuntar a algún compañero de las filas de atrás, toma garbanzazo !!

    ResponderEliminar
  8. Ains, qué recuerdos del cole. Esos mocos pegados debajo del pupitre también servían ( al par de días) como arma de destrucción masiva..(me han contado)

    ResponderEliminar
  9. Y son los únicos a los que se les acaba la tinta, y los tiras ya destrozados y sin tapón trasero, porque se cae después de mordisquearlo infinidad de veces.

    ResponderEliminar
  10. Eso sigue estando de moda ahora,pero en los ultimos tiempo (tengo 16 años) se ha perfeccionado aun mas,pues aparte de las bolitas de papel chupadas que se pegan en la cara del enemigo sin piedad,ahora tenemos unas un poco mas gordas con las que podemos tirar lentejas,eso si que duele

    ResponderEliminar
  11. En Colombia era el tubito del bolígrafo kilométrico y los trocitos de la cáscara de naranja. Efectivo el pegote ensalibado en la calva Del profesor de musica, casi me expulsan del colegio

    ResponderEliminar
  12. En Colombia era el tubito del bolígrafo kilométrico y los trocitos de la cáscara de naranja. Efectivo el pegote ensalibado en la calva Del profesor de musica, casi me expulsan del colegio

    ResponderEliminar
  13. En Colombia era el tubito del bolígrafo kilométrico y los trocitos de la cáscara de naranja. Efectivo el pegote ensalibado en la calva Del profesor de musica, casi me expulsan del colegio

    ResponderEliminar