30 dic. 2010

Programas de TV: La calabaza Ruperta deja el "Un, dos, tres" (1983)

La calabaza Ruperta fue la mascota del «Un, dos, tres...» desde 1972 a 1983, y posteriormente volvió a las pantallas durante las tres etapas de los 90 (1991-1994) y en 2004 con el «Un, dos, tres... ¡A leer esta vez!».

En los primeros programas, esta simpática calabaza no tenía ni nombre ni rostro. Simplemente, simbolizaba el peor premio que podían llevarse los concursantes, es decir, NADA.

Pero al genial Ibáñez Serrador tuvo una idea: ponerle nombre a la calabaza. Desde entonces y para siempre, los espectadores conocerían a esta mascota por su nombre: RUPERTA. Ya con nombre, había que ponerle cara a la calabaza. Ese trabajo le correspondió a José Luis Moro, que le dibujó ojos, mejillas y esa sonrisa tan entrañable.

En la segunda etapa del programa (1976-1978), Ruperta alcanzó todo el protagonismo que se merecía. Ya todo el mundo la conocía y la cabecera del programa era toda para ella. Nos demostró que sabía cantar, aunque la voz se la tenía que prestar el propio Narciso Ibáñez Serrador. El truco era el siguiente: Chicho grababa la canción del programa y después los técnicos de sonido aceleraban la velocidad de reproducción y se conseguía el efecto.

Ruperta todavía tenía fuerzas para aparecer en la tercera etapa, pero al cabo de los 37 programas, el “jefe” decidió que era hora de jubilarla. A sus 11 años, los espectadores dijeron adiós a Ruperta en un programa especial dedicado a ella emitido el 13 de mayo de 1983. La semana siguiente, Ruperta ya no aparecía en el programa y la bota Botilde era la encargada de sustituirla.

Con el tiempo, Ruperta volvería a nuestros hogares la noche de los viernes. El 13 de septiembre de 1991 (séptima etapa), la calabaza vuelve a ponerse al frente de la cabecera del programa.


Fuente:
http://escena.ya.com/undostresweb/ruperta.htm

3 comentarios :

  1. Yo tenía una hucha que era la Ruperta.

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien habia tenido la hucha Ruperta jajajaja.

    ResponderEliminar
  3. Yo que también soy setentero me gustó más el primer un, dos, tres..., en blanco y negro.

    ResponderEliminar