20 nov. 2012

Música de los 80: Tino Casal

José Celestino Casal Álvarez, más conocido como Tino Casal, fue un cantante y compositor español de música pop, dentro de las corrientes tecno y New Romantic. Desarrolló también otras facetas, como productor de otros cantantes y también como pintor y escultor.

Figura clave en la Movida madrileña, del que fue uno de sus principales exponentes por sus audacias musicales y barroquismo visual y cantante más famoso en la década de los 80 en España. Tino Casal comenzó su carrera musical a los 13 años de edad, en un grupo llamado Los Zafiros Negros. En 1967 pasa a formar parte de Los Archiduques, sustituyendo al cantante principal por enfermedad.

Se separó del grupo al poco tiempo, y decidió marcharse a vivir a Londres por una temporada para cultivar otra de sus facetas, la pintura. Allí tuvo su primer contacto con la corriente del glam rock, liderada por David Bowie.

En 1977 Casal regresa a España, donde firma un contrato con la discográfica Philips. El sello buscaba en él al sustituto de cantantes melódicos desaparecidos como Nino Bravo o Bruno Lomas, y Casal edita dos sencillos de discreta acogida: "Olvidar, Recordar"/"Dam, Dam" y "Emborráchate"/"Besos, Caricias".

En esos años se presenta a diversos festivales musicales, y en 1978 participa en el Festival de Benidorm, donde queda segundo lugar a pesar de ganar varios galardones como "mejor cantante joven" o "mejor composición musical".

Tras romper con su sello, Casal vuelve a volcarse en la pintura hasta que en 1980 regresa a la música, produciendo los trabajos de grupos como Goma de mascar o el primer grupo de heavy metal en España, Obús. Interesados por su trabajo, la discográfica EMI le contrata en 1981.

Con el nuevo contrato, Tino Casal obtiene una mayor libertad a la hora de trabajar, por lo que retoma su carrera como cantante. En 1981 publica su primer disco en solitario, Neocasal, con grandes éxitos como "Champú de Huevo" (su primer número 1) o "Billy Boy" y producción de Julián Ruiz. A pesar de que el trabajo no contó con el visto bueno de la crítica, Casal comenzó a cosechar seguidores.

En 1983 publica Etiqueta Negra, con el que Casal se consolida como cantante con éxitos como "Embrujada" o "Póker para un perdedor". El disco logra buenas ventas, y el artista decide reeditarlo con nuevos temas. Un año después lanza Hielo Rojo, del que se extrae su sencillo "Pánico en el edén", canción que obtuvo enorme resonancia por su uso en las transmisiones televisivas de la Vuelta ciclista a España. El artista continúa realizando actuaciones y colaboraciones hasta que en 1985 sufre un esguince en medio de una gira.

Desoyendo los consejos médicos, Tino prosigue con su gira durante dos meses más, automedicándose con antiinflamatorios y analgésicos, hasta que tiene que ser hospitalizado al borde de la muerte por causa de una necrosis. La larga convalecencia le obligó a permanecer en silla de ruedas durante varios meses.


Casal regresa en 1987 con un nuevo álbum grabado en los Estudios Doublewtronics de Madrid. Dicho trabajo, Lágrimas de cocodrilo, cuenta con distintas versiones de otros grupos y canciones propias, estuvo producido por Julián Ruiz. Su mayor éxito fue la grabación del cover de "Eloise" (un clásico de 1968 cantado por Barry Ryan y compuesto por su hermano gemelo Paul Ryan, que The Damned retomarán en 1986), que llegó a ser número 1 en Los 40 Principales y se convirtió en uno de sus temas más emblemáticos. Este trabajo fue el segundo más vendido en España en 1988, sólo por detrás de Descanso dominical de Mecano.

En octubre de 1989 lanzó su último disco en vida, Histeria, compuesto en su mayoría por versiones revisadas de temas de los años 1970.

Preparaba el lanzamiento de su nuevo disco en 1992, con la intención de grabarlo en Tokio, cuando
 falleció el 22 de septiembre de 1991 a causa de un accidente de tráfico, a los 41 años.

http://es.wikipedia.org/wiki/Tino_Casal

7 comentarios :

  1. Que gran montón de buenas canciones nos dejó.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Qué grande Tino!! Un adelantado de su época, independiente tanto en su estética como en el sonido más acorde con el tecno extranjero. Lástima que se fuera tan pronto. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que aquí también os acordéis de Tino...

    http://laficharosadeltrivial.blogspot.com/2012/09/veintiun-anos-sin-tino-casal.html

    ResponderEliminar
  4. Gracias por recordar al más grande de la movida...

    Tino fue un ídolo de muchos de nosotros y sus canciones aún, nos hacen vibrar.

    Me quedo en vuestra casa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vengo a través de vuestra página en el facebook, pero no sé cómo seguiros allí también.

    ResponderEliminar
  6. Que grande, si viviera, estoy convencido de que estaría adelantado a nuestro tiempo, como lo estuvo siempre. Un saludito.

    ResponderEliminar
  7. compartan un disco!.. no sean malitos compartan un disco de tino.. para escuchar su musica

    ResponderEliminar