18 jul. 2016

Se cumplen 40 años del mítico "10" de Nadia Comaneci

No hay un ejercicio más famoso en la historia de la gimnasia que el obligatorio en las paralelas de Nadia Comaneci en Montreal 76. El primer 10,00 olímpico. La perfección. Miles de aficionados a la gimnasia (y al deporte en general) son capaces de reconocer a la niña seria de flequillo perfecto y coleta alta adornada con lazos de algodón. De contar que los marcadores de Omega mostraron un luminoso 1,00 porque no estaban preparados para la ocasión. De citar a la rumana, que entonces tenía 14 añitos, como la gran estrella de aquellos Juegos, a la altura de Mark Spitz cuatro años antes, de Bolt en Pekín 2008, de Phelps en Londres 2012.

Ese 10,00 —the perfect 10 que dicen los americanos— es ya historia de la gimnasia y del deporte. Hoy, 18 de julio de 2016, cumple 40 años.

 

La propia Comaneci, hoy asentada en Estados Unidos y a punto de volver a Montreal para recibir el correspondiente homenaje, lo recuerda así en una entrevista a la agencia Reuters: “Cuando hice el obligatorio en paralelas pensé que había hecho un muy buen ejercicio pero no perfecto. Ni siquiera miré el marcador porque ya estaba pensando en la barra de equilibrio. Entonces oí un gran estruendo en el estadio, me giré hacia el marcador y lo primero que vi fue el 73, que era mi dorsal, y luego el 1,00 debajo. Miré a mis compañeras de equipo y me hicieron un gesto con los hombros de no entender. Todo fue muy rápido. El hecho de que el marcador no pudiera mostrar el 10 añadió más drama a la situación, la hizo más grande”

 En la actualidad, Comaneci es una mujer de 54 años.


Hoy la gimnasia no se parece en nada a aquella de Comaneci. Los aparatos han mejorado, priman las acróbatas imposibles, Rumania no se ha clasificado para los Juegos de Río y hasta el 10,00 ha desaparecido. Pero siempre le quedará ese momento mágico, vibrante, de Montreal 76. 

Fuente: 
http://deportes.elpais.com/deportes/2016/07/18/actualidad/1468841370_583960.html

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada