13 may. 2011

Gastronomía ochentera: Los chicles Niña

Este es uno de los productos gastronómicos que no tuve el placer de degustar. Mas que nada, porque si tus amiguitos te pillaban comprando eso, corrías el peligro de que te llamasen nenaza o algo parecido.

Además los chicles estos llevaban unos cromitos para coleccionar de vestiditos recortables, que los podías ir pegando en un álbum.

Si llegabas a completar el álbum tenías que mandarlo a la fábrica de chicles y luego te lo devolvían sellado y homologado junto a una caja de chicles para que invitases a tus amiguitas.

Evidentemente, los chicles como iban destinados a las niñas pues eran de fresita. ¿Qué pasa, a mi tambien me gustaban los chicles de fresita, eh? Y no era niña ......

7 comentarios :

  1. Pues yo no sé si he comido de estos. Yo me acuerdo que me compraba chicles "de peseta" que los vendían en una farmacia enfrente del cole. Costaban una pela y a los dos minutos estaban más duros que una piedra.

    ResponderEliminar
  2. esto no se come, se mastica señores.

    ResponderEliminar
  3. Cada cual con su chicle hace lo que le da la gana, faltaría más.

    ResponderEliminar
  4. Lo de comer y masticar es muy relativo. También se dice eso de "Te voy a comer la po .... " y en realidad solo se chupa y se le pegan lametones como los helados. :)

    ResponderEliminar
  5. estos no me acuerdo.. me acuerdo de los de peseta y los caramelitos de nata que se te pegaba en los dientessss.. jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Pues no los recuerdo, pero yo coleccione las pegatinas de chicles de Dartacan... ¿Recordais Dartacan?

    ResponderEliminar
  7. Si, yo también recuerdo los chicles de peseta. Eran rositas como este y mas pequeños que el resto de chicles. No sé si se trata de estos, en la foto no se aprecia el tamaño, tampoco recuerdo que llevaran cromo, así que no sé yo...

    ResponderEliminar