12 abr. 2011

Ocurrió en los 80: El atentado del Hipercor (1987)

El atentado de Hipercor fue una acción terrorista perpetrada por ETA el 19 de junio de 1987, que consistió en la colocación de un potente explosivo en un centro comercial de la empresa Hipercor ubicado en Barcelona, que causó la muerte de 21 personas e hirió a 45. La organización terrorista explicó en un comunicado posterior que había avisado previamente de la colocación de la bomba y que la policía no desalojó el local.

El atentado se realizó con un coche bomba cargado con 30 kilos de amonal y cien litros de gasolina. Los miembros del Comando "Barcelona", Josefa Ernaga, Domingo Troitiño y Rafael Caride Simón depositaron el explosivo en el maletero de un Ford Sierra robado que aparcaron en el párking del hipermercado Hipercor situado en la popular Avenida Meridiana de Barcelona.

Según quedó probado en el juicio, Troitiño realizó tres llamadas de aviso desde una cabina telefónica, dirigidas a la Guardia Urbana de Barcelona, a la administración del propio establecimiento y al diario Avui.

A pesar de ello, la dirección de Hipercor y las fuerzas policiales no consideraron necesario el desalojo del local, y emprendieron la búsqueda del artefacto, aunque sin resultados. Al ser un viernes a primera hora de la tarde, el local se encontraba atestado de gente realizando sus compras.

A las 16:10 h., actuó el temporizador que activaba los explosivos, ocasionando una enorme explosión que voló por los aires la primera planta del garaje, y provocando un socavón de 5 m de diámetro en el suelo del establecimiento por el que penetró una bola de fuego que calcinó a todas las personas que encontró a su paso. Además, los gases tóxicos producidos, provocaron la asfixia de otros no afectados por el fuego. Como consecuencia, perecieron 21 personas, y 45 resultaron heridas de diversa consideración. La llegada inmediata de la Policía y los bomberos atenuó el alcance de la masacre, ya que de no haberse extinguido a tiempo, el incendio habría afectado a otras plantas del supermercado. Entre los fallecidos (la mayoría de los cuales fueron mujeres), algunos de los cuales quedaron completamente calcinados, se encontraban también varios niños.

La explosión provocó además la destrucción de unos 20 vehículos que se encontraban en el parking siniestrado, además de daños de diversa consideración en algunos immuebles vecinos, sobre todo balcones y cristales.

Cuatro miembros de ETA fueron condenados por la Audiencia Nacional a penas de casi 800 años cada uno en dos juicios celebrados en 1989 y 2003. Estos fueron:

Josefa Ernaga y Domingo Troitiño: 794 años de prisión como autores materiales de la masacre.
Rafael Caride Simón: 790 años y medio de cárcel como ideólogo del atentado y participante en el mismo.

Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros: 790 años y medio de cárcel como máximo responsable de la banda terrorista.

Estas sentencias también fueron las primeras en la historia judicial española en reconocer la responsabilidad patrimonial del Estado por un atentado terrorista.4 Esta sentencia fue atribuida a la presunta pasividad con que actuó la policía, ya que detalla que transcurrieron 35 minutos entre el aviso de bomba y la explosión.

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Atentado_de_Hipercor

3 comentarios :

  1. Ese Hipercor está muy cerca de mi casa. En aquella época mi madre iba allí a comprar casi todos los viernes, porque le quedaba muy cerca cuando recogía a mi hermana del colegio. Curiosamente ese viernes no fue. Aunque mi madre iba normalmente antes de comer y la bomba explotó a primera hora de la tarde que ella ya estaba en casa, aún se me ponen los pelos de punta de pensar que esa bomba podía haber estallado en cualquier momento del día de cualquier viernes y la podía haber pillado allí.

    Con asesinos de este calibre la ley no debería tener ningún miramiento.

    ResponderEliminar
  2. Ese ha sido uno de los peores atentados de ETA. Por suerte, es abanda de criminales esta ya tan debil que hoy dia no pueden ni soñar en hacer algo asi. Pero lo que queremos es su fin, YA, y sin condicion ninguna. A asesinos como estos, ni los buenos dias les debemos dar.

    ResponderEliminar
  3. Yo metía en la carcel a los de ETA, SI, pero tambien a todos los que a pesar de estar avisados no desalojaron el cenro comercial.
    QUE VERGUENZA !!

    ResponderEliminar